Reguladores

Botellas

Resto del equipo

Revisa y cuida tu regulador

 

No olvides que el regulador es una de las piezas más importantes del equipo, con unos pocos cuidados, conservarás tu regulador, en perfectas condiciones, durante muchos años.

 

Para ello no olvides endulzar tu equipo después de cada inmersión, teniendo especial cuidado con el tapón de la primera etapa, asegúrate que está bien puesto para evitar problemas.

 

Para conservarlo adecuadamente, es necesario que personal técnico cualificado realice una inspección, limpieza, tarado y  cambio de piezas (cuando sea preciso) una vez al año.

 

Alarga la vida de tu botella

 

Para ello no tendrás más que seguir unos cuantos consejos básicos:

 

No dejes nunca que se vacíe del todo, de esta forma, impedirás que entre agua en su interior.

 

La botella, como el resto del equipo, también debe ser endulzada tras cada inmersión.

 

Asegúrate de que la cargas en un centro de confianza.

 

Mantén al día el contraste, y no olvides hacer una revisión visual anual.

 

Mantenimiento del equipo

 

Tu equipo de buceo te durará más tiempo y en perfectas condiciones si lo cuidas adecuadamente.  Sigue estos sencillos consejos:

 

Endúlzalo tras cada inmersión.

 

No olvides engrasar cremalleras, así funcionarán correctamente. Usa para ellos productos diseñados para tal fin.

 

Cada cierto tiempo lava tu traje, no olvides usar jabones y champùs específicos.

 

Cada cierto tiempo, y siempre antes de guardar tu equipo si no lo vas a usar en cierto tiempo, endulza el interior de tu jacket, así eliminarás los residuos de sal.

 

Si tienes traje seco, usa el talco para alargar la vida de los manguitos.

 

Guardalo cuando esté completamente seco.